A veces creemos que con cumplir nuestro horario laboral es suficiente para ser promovidos a otro puesto. Incuso nos preguntamos: ¿por qué no me voltean a ver?

Sé honesto y pregúntate si no estás cayendo en alguna de esta conductas:

1.-Llegar tarde. Proyecta falta de compromiso.

2.-Falta de organización. Quizá olvidaste entregarle a tu jefe un documento de vida o muerte

3.-Falta de proactividad. ¿Alguna vez has platicado con tu jefe sobre las ideas que tienes para mejorar el área?

4.-Irresponsabilidad.  De seguro quedaste mal con la entrega de un proyecto más de una vez.

5.-Conformismo. Salir todos los días a la misma hora suena bien, pero ¿no aspiras a algo más?

Categorías: IMAGEN PROFESIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *